¿Cual es el miedo de devolvernos los centavos?

Empezaré este artículo con un ejemplo de la vida real que espero sea sencillo para todos. La tasa de cambio será de 2000 pesos por dolar para hacerlo mas fácil.

Vamos a una tienda de cadena en Colombia y compramos algunos artículos que nos cuestan Co$9,980.oo, pagamos con un billete de Co$10.000.oo, la persona de la caja nos da las gracias.

Este mismo ejemplo equivalente puede ocurrir en los Estados Unidos, vamos a una tienda similar, compramos cosas que nos valen U$4.99, pagamos con cinco dolares y  la persona de la caja nos devuelve una moneda de un centavo.

Si vemos bien, es el mismo dinero, la misma cantidad, pero en la primera operación perdimos veinte pesos.

El poder convertir el dinero en bienes y recibir la cantidad equivalente a lo aportado es uno de las carácterísticas de las monedas fuertes del mundo, por el contrario, las monedas débiles no permiten esta situación.  En Colombia a pesar de hacer esfuerzos por tener monedas de 10 y 20 pesos no las hay en suficiencia en el mercado y pasan cosas como las del ejemplo.

El peso Colombiano tiene la oportunidad histórica de realizar un ajuste sencillo y poco traumatico para ajustar sus tasas de cambio y poner la moneda a tono con las monedas fuertes del mundo simplemente con la eliminación de tres ceros.  En la calle en la actualidad ya nadie habla de cifras que no sean en miles, en los restaurante ya las tarifas las están poniendo en miles de pesos.

Es evidente que reemplazar todo el dinero disponible valdra un dinero importante, pero no es el costo de todo el disponible actual y habrá que hacer el cálculo puesto que todos los días se están reemplazando billetes y monedas deterioradas y se emite mas dinero.  Entonces, ¿porqué no imprimir los billetes y monedas de reemplazo con una denominación sin los tres ceros?

A los ciudadanos comunes y corrientes una medida como esta solamente nos puede favorecer puesto que nos devolvería nuestros centavitos, pero el problema viene para los grandes corruptos y delincuentes de nuestro país, grupos en los cuales están incluidos muchos de los que gobiernan y legislan.

Esta medida obligaría en un corto tiempo a que las personas tengan que acudir al sistema bancario para reemplazar el dinero.  Quienes tienen miles de millones escondidos, producto de la corrupción y de los negocios ilicitos no podrán simplemente salir a cambiar en los bancos estos dineros. ¿Imaginan las caletas de las FARC y los narcos, la caja de seguridad de alguno de nuestros padres de la patria con dinero sin valor?

Es por esta razón que no veo posible que en Colombia se haga en corto tiempo este ajuste y los que no tenemos dineros manchados lastimosamente seguiremos perdiendo nuestros centavitos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *